Ana Estrada se halla a un paso de lograr su buscada sentencia

0
73

Después de años de lucha, Ana Estrada podría, finalmente, ser dueña de su cuerpo y obtener su derecho a una muerte digna; es decir, ser libre de decidir, pues, como ella ha manifestado, “una vida sin libertad, no es vida”. La decisión está en manos del juez supremo Augusto Ruidías Farfán quien fue convocado para emitir su voto dirimente, luego de la discordia que hubo entre los cinco integrantes de la Sala de Derecho Constitucional, instancia que debe ratificar el fallo de febrero del 2021. La audiencia será el próximo viernes 3 de junio a las 10 a. m.

El año pasado, Ana hizo historia después de que el juez Jorge Luis Ramírez, del 11° Juzgado Constitucional de la Corte Superior de Justicia de Lima ordenara que para este caso específico no se aplique el artículo 112° del Código Penal, que tipifica el delito de homicidio piadoso. Tras ello, los procuradores de los ministerios de Salud y Justicia así como de Essalud que eran los demandados, no apelaron; no obstante, ahora falta que al menos cuatro votos ratifiquen el fallo del 2021.

De los cinco integrantes de la Sala de Derecho Constitucional y Social Permanente de la Corte Suprema de Justicia, tres están a favor de la lucha de Ana: David Quispe Salsavilca (presidente de la sala), Jackeline Yalán Leal y Ramiro Bustamante Zegarra. Mientras que los jueces supremos Augusto Yaya Zumaeta y Ángela Cárdenas Salcedo desaprobaron la sentencia al no estar de acuerdo con los fundamentos presentados.

El adjunto de la Defensoría del Pueblo (DP) para los Derechos Humanos y Personas con Discapacidad Percy Castillo, señala que tienen confianza en que el juez dirimente Ruidías les dará la razón y con ello el caso de Ana llegará a su fin, garantizando así su muerte en condiciones dignas. ‘’Consideramos que así será porque las razones jurídicas que la amparan son bastante claras. Ya han sido respaldadas (…) por cuatro jueces’’.

Para el viernes 3, la DP planea solicitar que Ana participe. “Estamos seguros de que se nos dará la oportunidad”, sostiene Castillo. Ana Estrada contará lo que ha dicho en audiencias anteriores: que es una mujer lúcida y consciente de su decisión, indica el adjunto. También hablará “sobre esta lucha que busca el reconocimiento de su libertad y respeto a su dignidad”.

Ana siempre ha señalado que ama y respeta la vida y, precisamente, por ello desea garantizar los términos de su muerte: cuándo y cómo terminar con el dolor causado por la polimiositis que le fue diagnosticado hace 30 años.

Castillo explica que si bien sienten plena confianza en la decisión del juez, en caso de que no les dé la razón, se tendría que llamar a otro vocal supremo para que defina la situación. Asimismo, precisa que tras la audiencia, el juez Ruidías puede tomarse el tiempo que considere necesario para dar su voto.

Pero es importante recordar que el tiempo es un factor que juega en contra de Ana quien está a la expectativa de que su lucha pueda, por fin, culminar con una victoria.

Avances. Si bien a nivel mundial hay países donde la muerte asistida y eutanasia están despenalizadas, como Suiza, Nueva Zelanda, España, Canadá, Luxemburgo, Holanda y Bélgica, entre otros, en Latinoamérica solo hay uno: Colombia. Y únicamente en los cuatro últimos está legalizado el procedimiento para adolescentes, aunque la edad varía según el lugar.

Percy Castillo, adjunto de la Defensoría

“Ana está en una situación expectante de que su lucha pueda culminar en esta oportunidad (…). Estamos seguros de que el grueso sector de la población también desea que se haga justicia par Ana”.

Deja un comentario