Cindy Díaz: “Como artista, tienes el poder de definir tu carrera”

0
14

“Que me llegue el personaje de una congresista, me encantaría”, nos comenta por Zoom Cindy Díaz, antes de la última crisis política. La actriz ha logrado una importante carrera en el cine a una década de su primer protagónico con Evelyn en España, nominada a un Goya.  Hace poco fue premiada en Galicia Análogos, la película chilena que protagoniza. “Es una inmigrante y hay dos personas mayores que están pagando las consecuencias del ingreso de un cometa a la Tierra; está un poco inspirado en la pandemia”.

La actriz de ‘El último bastión’, llegó a Chile como la hija de la policía Rosa Chumbe en el filme de Jonatan Relayze. “Liliana Trujillo tiene ese personaje inolvidable en Rosa Chumbe (2015) y fue elegida mejor actriz en Chile. La película me dio la oportunidad de mostrar una faceta más y a partir de ahí me consideran para otros personajes”.

-En Análogos interpretas a una inmigrante. ¿Escapa del estereotipo?

-Exactamente. Siempre tenemos la idea de la inmigrante que va a trabajar a la casa ‘de’, es la típica. Con esta película siento que se empieza a mirar al inmigrante de otra manera, es poder ver más allá de un papel cliché y ahondar en la vulnerabilidad de estar sola. Qué honor que pueda representar a mucha gente.

PUEDES VER: ¿Por qué no existe una industria de música urbana con éxito en Perú? CEO de Casa Music lo revela

-¿Qué nos puedes adelantar de La niña del azúcar?

-Es cine regional en una coproducción con España y Argentina. Está Pepe Monje de Argentina, es un actorazo, y a Teddy Guzmán la adoro. Interpreto a una policía y es un género, no sé, que Dorian (Fernández) ha inventado (sonríe), puede ser un thriller policial.

-Claro, él aborda las problemáticas en la selva peruana.

-Mira (sonríe), llamó a la actriz perfecta para eso, me encantan esos temas. En España hice sobre trata de personas, fui la víctima y ahora soy una detective. Próximamente espero ser jueza o abogada.

-¿Cuán importante es elegir temas? Eres activista y hablaste contra el acoso en el cine peruano cuando otros no, quizá, por temor a perder trabajo.

-Los tiempos han cambiado. Sí, quizá hay mucho miedo y se nos enseña que el “sí” abre muchas puertas, pero un “no” también. Por decir “no” me van a llamar para el proyecto que sí quiero y tienes el poder de definir tu carrera. Muchas veces escuchamos el:“es lo que hay” y yo siempre he pensado que como actriz tengo algo que devolver a la sociedad ¿no? Ahora en el cine hay muchas directoras mujeres y siento que las historias están cambiando. Si queremos crecer como industria, Perú tiene que abrirse a lo que necesitamos reflejar.

-En medio de ello, ¿qué impresión te dejó los argumentos del proyecto de ley de Tudela?

-Una pena ¿no? Eso nos hace ver que tantos estudios, títulos… no sé en qué momento de la carrera uno puede perder la perspectiva de trabajar con objetividad. Toman decisiones por algo que les conviene. Ahora que estoy trabajando con niñas líderes, se les enseña a tomar decisiones por el bien común. Me alegra que nuestro rubro no se quede callado, vamos a luchar contra viento y marea. Todos estamos haciendo cine; yo como actriz estoy llevando el nombre del cine peruano y si no estoy a la altura, de eso se va a hablar.

Deja un comentario