¿Cómo lucen los locales de las universidades que no obtuvieron licenciamiento de Sunedu?

¿Cómo lucen los locales de las universidades que no obtuvieron licenciamiento de Sunedu?

0
247

Con información de Gianella Aguirre – Deysi Portuguez/ URPI-LR

El último 4 de mayo, con 69 votos a favor, 39 en contra y dos abstenciones, el Congreso de La República aprobó en segunda votación el dictamen que “restablece la autonomía universitaria”. Dicha medida pondría en riesgo la calidad de la educación superior en el país.

Esta iniciativa, que recibió el respaldo de bancadas como Perú Libre, Fuerza Popular, Acción Popular y Renovación Popular atenta directamente contra la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (Sunedu), ya que la norma busca reconformar el Consejo Directivo de la mencionada entidad.

Cabe precisar que, hasta enero de este año, la Sunedu le denegó la licenciatura a 48 universidades y dos escuelas de posgrado, las cuales no cuentan con las condiciones básicas de calidad exigidas por la Ley Universitaria. Expertos consideran que la recomposición del Consejo Directivo podría apoyar a estas universidades.

Por tal motivo, La República realizó un recorrido por algunas de las casas de estudio que se encuentran en Lima Metropolitana y que no cuentan con licencia educativa correspondiente. En el trayecto se pudo constatar que algunas de ellas no se encuentran en óptimas condiciones para recibir a los alumnos.

En tal sentido, algunos centros de educación superior han cedido sus locales, mientras otros optaron por quedarse en el rubro de institutos o simplemente dejaron en el abandono sus sedes.

Tras no conseguir el licenciamiento, la Universidad Privada SISE decidió convertirse en un instituto privado y solo mantener sus carreras técnicas de tres años. Acudimos a las sedes ubicadas en la cuadra 12 de la avenida Arequipa y la avenida Industrial, en Independencia. En ambos lugares nos especificaron que solo funcionan como instituto y que ofrecen convenios para convalidar con otras universidades, como la Científica del Sur, UTP, Universidad Continental, Esan, Usil y UPC.

Luego que la Sunedu diera a conocer que la institución no contaba con la licencia para seguir ofreciendo sus servicios académicos, los miles de alumnos que albergaba este establecimiento denunciaron que la casa de estudios no había entregado los títulos que quedaron pendientes para los jóvenes que egresaron y realizaron sus pagos correspondientes. Tampoco se han realizado convenios con otras universidades para que se pueda realizar el traslado sin problema alguno. Un ambiente desolado se vive en las sedes ubicadas en la cuadra 36 de la avenida Arequipa (San Isidro), en la cuadra 8 de la av. San Felipe (Jesús María), en la avenida Simón Bolívar 165 (Pueblo Libre) y en la avenida Elmer Faucett 1677 (Bellavista). Estas lucen en completo abandono y algunas han sido cedidas a otros negocios.

Al llegar a la sede de Admisión ubicada en el distrito de Jesús María, el personal encargado de la mesa de partes nos señaló que no cuentan con exámenes de admisión programados hasta nuevo aviso; sin embargo, aclararon que se encuentran en un nuevo proceso de licenciamiento.

Un equipo de La República visitó la sede ubicada en San Juan de Lurigancho, local que contaba con una falsa fachada que simulaba ser un edificio de siete pisos. Ese local ahora funciona como comité distrital del partido Podemos Perú cuyo candidato al distrito es Nil Luna. Otra de sus sedes más conocidas era la que estaba situada en la avenida 28 de Julio (Cercado de Lima); no obstante, hallamos una escritura en la pared que indicaba que ya no correspondía a dicha casa de estudios. Así lo confirmó el personal de seguridad del local.

La sede ubicada en la cuadra 23 de Garzón, en Jesús María, ahora es instituto. En este local no se encontró a personal de atención; sin embargo, se pudo observar mobiliario en desuso en algunos pasillos.

La sede de esta casa de estudios que estaba ubicada en la cuadra 12 de la avenida Brasil, en Jesús María, ahora funciona como uno de los locales del colegio Pamer.

Deja un comentario