Emprendedora piurana es ejemplo de perseverancia

0
15

Alexandra León Valladares es sinónimo de perseverancia y trabajo fuerte, pues a sus 34 años, con dos hijos de 2 y 5 años y los múltiples altibajos de la vida, ha podido salir adelante y convertirse en una joven emprendedora. Actualmente es la gerente general del Grupo La Bocca, en Piura.

Ella es ingeniera industrial graduada en la Universidad de Piura (UDEP) y la mayor de tres hermanas, quien ayudó a su padre Carlos León, cuando abrió el primer restaurante llamado “Bahía Blanca”. Incluso lo apoyaba en las compras en el mercado.

“Yo nunca pensé dedicarme a este rubro, quien lo empezó y es el fundador fue mi papá. En el 2005 se abrió el restaurante Bahía Blanca (…). Como hermana mayor lo ayudaba en caja, como moza, pero solo los fines de semana porque estudiaba. El negocio era muy demandante”, añadió.

Tras trabajar en diversas empresas en Piura, Paita y Lima, y tener un trabajo estable en Repsol en la capital, no dudó en dejarlo para embarcarse en el negocio de su padre.

“Justo mi papá quería crecer y me pidió que lo ayude. Me dice: Voy a probar por un período hasta que consiga otra chamba. Mi papá tenía un negocio tradicional, pero yo le incluí tecnología, automatizar procesos y empecé administrando La Bocca (Av. Marcavelica). Estuve un año”, recuerda Alexandra León.

PUEDES VER: Muchas mujeres piuranas celebran su día en plena chamba

Posteriormente comenzaron a crecer y abrieron la sucursal de La Bocca en la urbanización El Chipe y pese a que se registró el fenómeno El Niño y se desbordó el río Piura, sus ganas de emprender la empujaron a seguir.

“Fue un poco complicado por el fenómeno El Niño, había miedo por la inversión, pero tuvo acogida el local, aquí me di cuenta que me gustaba emprender. Hay días buenos y malos, es gratificante porque tienes tus horarios y complicado porque todos los problemas como deudas, personal, proveedores,  los veo yo. Nos ha costado bastante, es mucho trabajo y se necesita constancia”, afirmó León.

Luego aperturaron por un traspaso “Bottega Capuccino” (cafetería) en el 2018.

En el 2019, Alexandra León se embarca en la nueva marca “La barra del Chino”, junto a su socio Ricardo Paulini. “Luego de la Barra del Chino, mi papá abre otro local de Bahía Blanca y también se abre una quinta marca “Brasitas Chicken”. Son 5 marcas a nivel de grupo y 8 locales”, indica León.

La joven emprendedora recuerda que la pandemia del COVID-19 fue complicado, pero gracias al programa Reactiva, así como la negociación con los arrendatarios y el personal, el negocio continuó, pero varió. “En la pandemia eran 5 locales con 50 trabajadores.Pensamos en cerrar porque teníamos algo de fondos, pero se iban acabando. Empezamos con delivery y la que rompía era La Barra del Chino y ese negocio apalancó a los demás del grupo. En pandemia, Bottega se convirtió en un minimarket. “Se nos prendió el foquito, le armábamos a los clientes las canastas”, recuerda León. Felizmente esa época dura pasó y ahora sigue adelante con los negocios.

Únete a nuestro canal

Deja un comentario