Fotocheck político de mayo, por Mirko Lauer

Fotocheck político de mayo, por Mirko Lauer

0
192

César Acuña. Su juego es cada día más inexplicable. Vaca y no vaca. Es opositor y compinche. Cultiva el centro y la extrema derecha. Cuadra a Castillo en lo de la tesis, y luego lo trata de salvar con alegatos truchos. Está claro que no quiere ministerios, ¿pero qué está pidiendo? Si es la próxima presidencia, a mal palo se arrima.

María del Carmen Alva. ¿Está salvando al Congreso o hundiéndolo aún más? Las cábalas ven muy difícil su reelección en julio, pero tampoco imaginan un reemplazo. No parece haber ganado terreno dentro de Acción Popular. Mientras ella servía a la extrema derecha, la lampa se fue volviendo símbolo de enjuagues desde el Congreso.

Pedro Castillo. Las acusaciones contra él son cada vez más densas. Algún día en su epitafio quedaría bien: “No se encontró pruebas”. ¿Realmente quiere pasearse por el cónclave capitalista de Davos, en Suiza? ¿Cuál es el propósito? Parece que el gabinete de Vladimir Cerrón le gusta más que los que él armaba con sus familiares.

Vladimir Cerrón. El paso de su plan A al archivo le ha afectado planes, volcando sus fantasías hacia la toma del palacio del Zar (el ruso y acaso el chotano). Ahora pide el desarchivamiento. No lo va a lograr, pero al menos sus ministros seguirán por un tiempo como agencia de empleos de Perú Libre, futuros topos de alguna movida antidemocrática.

Carlos Palacios. El ministro Minem cree que ha heredado Petroperú, y se lanza a un derrotero contra la voluntad del MEF y de Palacio de Gobierno. Castillo ha ofrecido sacarlo, pero los votos de Cerrón en el Congreso lo siguen asustando mucho. Pero Palacios es el eslabón más débil de la cadena cerronista que Castillo lleva al cuello.

Aníbal Torres. Nunca nadie había sido tan utilizado en política a cambio de tan poco. En los ojos se le nota que poco a poco se está dando cuenta.

Mario Vargas Llosa. Se ha vuelto el pulpo Paul de las elecciones en América Latina, pero con menos éxito que el octópodo futbolero. Dijo Keiko en lugar de Castillo. Dijo Kast en lugar de Boric. Ahora está diciendo Bolsonaro en lugar de Lula. No cree en las acusaciones de fraude en Perú 2021, revividas por el turbio Zamir Villaverde.

Deja un comentario