Gobierno recibe hoy a motorizados en mesa de trabajo

0
12

Miles de motorizados a nivel nacional desactivaron sus aplicativos en las primeras horas del lunes como parte de la huelga nacional convocada por el Sindicato Nacional de Trabajadores de Plataformas Digitales del Perú (Sintrapladi) en demanda de mejores condiciones laborales, al tiempo que un grupo se movilizó hacia las sedes de Rappi y Pedidos Ya, en San Isidro.

La paralización, que convocó a varios centenares de estos drivers en la Costa Verde, se concretó a tan solo 24 horas de la reunión que sostendrán los dirigentes en el Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo (MTPE), como parte del ‘Proceso participativo para la actualización de la política nacional de empleo decente’.

El representante de Sintrapladi, Paul Véliz, sostuvo que las plataformas optaron por lanzar incentivos económicos que multiplicaban el valor de los viajes, a efectos de no dejar desatendido el servicio.

PUEDES VER: Huelga en Camisea amenaza suministro de gas nacional y de exportación

“Rappi se vio obligado a dar incentivos de S/8 por pedido. A partir del mediodía, once pedidos por S/72 y, en la noche, diez pedidos por S/70, cosa que nunca pasa un lunes. Eso lo hicieron para desanimar a la gente. No descartamos futuras acciones legales, pues estamos ahora agotando todas las vías de negociación”, destacó Véliz.

El pliego de reclamos no fue recibido en las oficinas de Rappi. Sin embargo, Pedidos Ya sí admitió el documento y ha buscado contactar con los dirigentes de los sindicalistas para establecer reuniones de trabajo, de acuerdo con Sintrapladi.

Actualmente, existen alrededor de 46.000 personas que trabajan en aplicativos en todo el Perú, según el Observatorio de Plataformas Digitales.

PUEDES VER: ¿Cuándo se inaugurará la primera ciudad-aeropuerto de Sudamérica? Se ubicará en Lima y tendrá 4 zonas comerciales

Eslabón clave

El trabajo de los motorizados se ha convertido en una pieza angular para algunas actividades económicas, como el negocio de restaurantes y servicios, donde comenzó su relativo auge en el periodo de la pandemia.

Blanca Chávez, presidenta de Ahora Perú, sostuvo que la marcha de este lunes no tuvo un impacto mayor sobre los negocios, pues apunta a que muchos han optado, con el tiempo, a tener sus propios mensajeros ante los costos elevados de contratar con plataformas.

Aun sin una regulación  plena –como la de Colombia–, el Instituto Peruano de Economía (IPE) señala que 2023 se inició en Perú con casi 10.000 empresas que tenían algún tipo de acuerdo con aplicativos. Se estima que, en 2022, las ventas a través de estos canales ascendieron a S/1.360 millones, 31% de ingresos de estos “aliados”.

PUEDES VER: Empresa Michell & Cía podría retirar sus acciones de la Bolsa de Valores de Lima

Falta regulación y diálogo

Enfoque. Alejandra Dinegro, Observatorio de Plataformas-Perú

Desde el 2019, los trabajadores de plataformas de reparto han protagonizado movilizaciones por sus derechos laborales. Denuncian recortes unilaterales en la tarifa base y exigen un seguro contra accidentes efectivo durante su jornada. Reclaman aumentos en la tarifa base y canales de diálogo efectivos para atender sus problemáticas.

Esta realidad refleja la precarización laboral en el empleo por aplicativos, donde la falta de regulación, información y diálogo efectivo deja a los trabajadores expuestos a condiciones injustas y riesgos para su seguridad y bienestar. Urge que el Ministerio de Trabajo reaccione con seriedad y compromiso ante este sector que representa el 1,1% de la PEA en Lima.

El dato

Marchas. La movilización también se desarrolló en otras ciudades, como Cusco, Piura y Arequipa, según Sintrapladi.

Únete a nuestro canal

Deja un comentario