Lima

Osito Lima: ¿por qué el popular tiktoker peruano ha decidido mostrar su rostro?

Durante la pandemia por la COVID-19, un personaje conocido como Osito conquistó a muchos peruanos por su labor. En sus redes sociales mostraba la ayuda que brindaba a los que más necesitaban sea con comida o dinero en efectivo. Sin embargo, lo que llamó la atención fue que llevaba una máscara que ocultaba su verdadera identidad.

Por mucho tiempo, se mantuvo en el anonimato y varios se preguntaban quién era en realidad. Pese a las cosas que decían, siguió con fuerza al punto que alcanzó miles de seguidores en su cuenta de TikTok.

Hasta que un hecho inesperado hizo que tomara una decisión importante en su vida, donde se presentó como él mismo. “Nunca fue mi plan quitarme la cabecita de osito, pero en ese momento como que eso fue lo que menos estaba en mi mente. Lo primero que quería yo era que la bebé esté bien”, declaró en una entrevista para el programa La banda del chino.

En el mes de agosto, Osito Lima vio una publicación que reportaba las malas condiciones en las que vivía una menor de edad en San Juan de Lurigancho. Fue entonces que dejó de lado su figura para mostrar su verdadero rostro con el propósito de pedir la colaboración de las autoridades y sus seguidores.

Afortunadamente, consiguió que la pequeña fuera llevada a un lugar seguro bajo el cuidado de especialistas del Ministerio de la Mujer. Pero eso no quitó que reciba críticas por usuarios desconocidos en las redes sociales.

Por esta razón, salió al frente y envió un mensaje acompañado de unas imágenes en su Instagram. “Hace poco mostré mi rostro por primera vez. Fue en una circunstancia donde mi prioridad máxima era el bienestar de la bebé”, inició.

“Cuando hice el video supe que iban a haber críticas, ya que nunca había mostrado mi rostro, pero más importante que todo el posible hate fue que la bebé estuviera bien (…) Quiero darles las gracias a todas las personas de hermoso corazón por el bello recibimiento al verme sin máscara, con sus mensajes tan positivos y hermosos. Ustedes son mi y los amo infinitamente”, expresó.

Desde ese momento, el tiktoker no volvió a ponerse su característica cabeza de oso y continuó con su trabajo al lado de su esposa, Osita Andrea. Ambos se embarcaron en proyectos para incentivar al cuidado del medio ambiente, asimismo, él siguió con su labor social.

En uno de sus últimos videos, él recorrió una concurrida avenida en un distrito de la capital y se detuvo para apoyar a una mujer de la tercera edad en silla de ruedas que vendía unas golosinas. Al final, le dedicó unas hermosas palabras para animarla y que sonría por las fiestas navideñas.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Desactiva el bloqueador de anuncios para que puedas continuar.