¡Otárola, el Perú no perdona el escándalo!

0
11


Opinión

Hna. Milagros Juárez

El vergonzoso episodio, televisado en todo el Perú, de Alberto Otárola como primer ministro, en presunto tráfico de influencias para darle trabajo, a una de sus tantas posibles amantes, deja por los suelos a la función pública y al gobierno de Dina Boluarte. El lado bueno, es que tras presión mediática, y no por decencia propia, renunció.
Este premier, no se va por la muerte de decenas de compatriotas, ni por tener un país donde la delincuencia, y el caos imperan, sino por un lío de amantes, eso habla de lo mal que estamos. Él se va, porque no pudo sostener más su farsa, diciendo que el audio “no es actual”, cuando lo importante es, que Yasiré Pinedo, obtuvo consultorías indebidas, con el estado peruano, durante su premiarato. Las casualidades no existen, menos si un premier libidinoso, a una joven, le pide su CV “no documentado”.
Pero no hay nada que celebrar, se vocea que Hania Pérez de Cuéllar, asumiría PCM, con el lamentable detalle de que su “ex” esposo es Ramesh Agrawal, gerente de inversiones de la delincuente empresa Odebrecht. Este país, no se arregla mas que con pena de muerte para estos funcionarios corruptos, que ven al estado como su chacra, en desprecio total a todos los peruanos, Otárola habría malversado, el dinero público, en favor de sus perversiones más bajas.
Es curioso, que en su desfachatez, a la hora de renunciar, haya arremetido contra Antauro, que no tiene vela en el asunto, dizque como “defensor de la democracia”. Qué agradezca que aún no se instaura la pena de muerte por alta corrupción, como en Singapur, sino ya iría camino al paredón. Pido al Padre Celestial, que haga viable en un futuro no muy lejano, este país encuentre funcionarios decentes, que trabajen, y sirvan al pueblo, en lugar de servirse de él, dejo esto en el nombre de Jesucristo, amén.

La entrada ¡Otárola, el Perú no perdona el escándalo! se publicó primero en Diario UNO.

Deja un comentario