Plan Cerrón para ganar la elección, por Augusto Álvarez Rodrich

Plan Cerrón para ganar la elección, por Augusto Álvarez Rodrich

0
126

Sabiendo que el proyecto de asamblea constituyente (AC) sería archivado ahora Vladimir Cerrón ha radicalizado su discurso diciendo que “en el Perú no va a haber cambios si no se cambia la Constitución Política ya sea por una vía pacífica o una vía no pacífica”, lo cual se alinea con otras amenazas como la del premier Aníbal Torres: “Ya veremos qué hará la población”.

Con ese paraguas, el gobierno se apresta a lanzar una campaña para la elección de octubre con tres mensajes centrales que no por mentirosos dejan de ser políticamente atractivos:

1. Se le ha negado a la ciudadanía el derecho a decidir si está por una asamblea constituyente lo cual es falso porque esa propuesta del gobierno solo era una trampa antidemocrática para superar la grave crisis política actual.

2. La solución de los problemas de la gente pasa por cambiar la Constitución, especialmente para eliminar los monopolios económicos y periodísticos, lo cual es falso pues el empeoramiento de la delincuencia y la capacidad adquisitiva obedece a la incapacidad de gestión y a la corrupción del gobierno.

3. Quienes se oponen a la AC quieren que el pueblo no mejore y fracase el gobierno, defienden a ricos y corruptos.

Con esa prédica, respaldada por casi toda la izquierda, la estrategia de Cerrón acordada con Pedro Castillo y Torres considera el uso indebido del presupuesto público para financiar acciones desde el estado en zonas donde puedan obtener votos con miras a la elección de octubre, mediante:

1. Nombramientos en puestos clave para tener capacidad de acción política a nivel nacional, como prefecturas, Provías Distriluz, ministerios de Salud o Energía y Minas, entre muchos otros.

2. Consejos de Ministros descentralizados como plataforma proselitista.

3. Financiamiento a medios radiales de provincias a nivel nacional.

4. Promoción de conflictos desde el Estado en diversas zonas del país especialmente las mineras.

5. Polarizar el debate nacional con opciones excluyentes ricos/pobres.

6. Pactos políticos en el Congreso para simular una confrontación, pero sin que se llegue al adelanto electoral.

7. Uso intenso de las redes sociales, tal como ya lo hizo Cerrón para la elección de Castillo.

Deja un comentario